15.11.11

VINTAGE DAYS IN MADRID - PART 2

Inexplicablemente, después haber conocido la noche madrileña hasta las cinco de la mañana de la hora nueva, a la mañana siguiente estábamos todos arriba como clavos a las nueve. Ese día, al ser domingo y al no tener nuestras lovely tiendas vintage abiertas (sniff), habíamos quedado con una amiga (María, que también la conocimos en nuestro viaje a Berlín) para comer en el restaurante que tanto éxito está teniendo esta temporada y del que tanta gente habla por su originalidad del decorado: el restaurante Peggy Sue's. Así que nos preparamos con nuestra pachorra dominguera y ahí que nos fuimos.
El restaurante a mí me pareció de lo más original. El decorado está ambientado como en los cincuenta o por ahí, al lado de cada mesa tienes un aparatito con el que puedes escoger la canción que quieres que suene en el restaurante y cuando te traen la cuenta te dan los típicos chicles bola de colorinchis que tan empalagosos son y que tanto odio. Bien. ¿Y qué hay de la comida? Peggy Sue's es el típico restaurante donde se comen hamburguesas y cosas así. Y no sé vosotros, pero yo siempre que he comido una hamburguesa en un restaurante me han sacado la hamburguesa con el pan y sus cosas y de acompañamiento nunca han faltado unas patatas. Pues bien, en éste no. En éste te sacan la hamburguesa envuelta en un envoltorio mazacote de papel y el detalle de las patatas se lo saltan. Así, tan sosa ella en el blanco plato. Vamos, ¡lista para que te levantases de la mesa y te la comieses en la calle! Y otra cosa que nos soporto de algunos restaurantes es la capacidad que tienen de hacerte comer a toda leche para que pagues y echarte rápidamente de la mesa y así salgas con ganas de vomitar todo lo vomitable. No sé, son detalles. Bueno, a ver, igual he sido demasiado dura con ellos: la hamburguesa estaba muy buena, todo hay que decirlo. Igual soy yo, que soy muy quisquillosa...

6 comentarios:

Look into my blue eyes. dijo...

Ays, yo he ido varias veces al Peggy Sue's y sobre todo he llamado para que me traigan la comida a casa. La verdad es que me encanta la comida, es una de las mejores hamburguesas que he comida, en mi opinión. El detalle de las patatas es normal pero es que las tienes que pedir aparte. El ambiente es genial aunque los locales son muy pequeñitos, te transporta a los años 50 (no 80 jaja)
Menudo ritmo llevabais eh, dormisteis 3 horitas de ná! A ver más fotos, más fotos ^^

Berta dijo...

Jajajaj Ojalaa!!! la verdad es q no.. es de un tal Philipe p. y me parece q el precio ronda los 2000 euros, vamos q me gusta pero como q con mi economia estudiantil... jejejej un beso

Sandra dijo...

madre mia, me he enamorado a primera vista de este lugar! me transporta a pelicula de grease!! jaja pero tendré en cuenta tu comentario.. aveces estos sitios tan peculiares son pequeños y enseguida te sacan fuera.

Besos,

http://niceandwarmer.blogspot.com/

Sarah. F dijo...

Peggy Sue's... que gaqnas tengo de irr!

Melina dijo...

Gorgeous photos! Looks like so much Fun :D
Xx

Eugenia G. dijo...

Es que en Madrid son tan refinados que o les especificas las cosas con pelos y señales, o no entienden. Igual es que son unos tacaños y esos de traer patatas por traer patatas no les va, pero para la próxima vez ya sabes: las pides a parte y listo. El caso es que el local tiene unas pintas espectaculares, aunque parece que es enano, de esos en los que o te comprimes o no entras. ¡Cómo en una lata de sardinas! Pero al estilo de los años cincuenta. Muy guay todo, y me sorprende que tengas tanta cara de despierta. Yo estaría cayéndome por las esquinas de sueño y con unas ojeras de las pestañas a los tobillos, mínimo.