29.7.10

ICH BIN ZURÜCK!

¡¡YA HE VUELTO MIS QUERIDÍSIMOS BLOGGERS!! Jo, no tenía ninguna gana de venir de lo GENIAL E INCREIBLEMENTE BIEN que me lo he pasado... No os lo podéis ni imaginar, en serio. Han sido taaaaaaaaaaaantas las cosas que me han pasado que cuando quiero empezar a contarlo todo no sé ni por dónde empezar. Pues bueno, empezaré por la familia:


Mi plan del día era: despertarme a las siete de la mañana e irme al colegio de allí a "estudiar alemán", después teníamos alguna actividad que organizaba EF (empresa con la que estaba en Berlín) como alguna visita a algún que otro museo o así, después rato libre que lo solíamos aprovechar en compras o ir a ver cosas por nuestra cuenta, ir a casa a cenar con la familia (esto no era común en mi caso) y por la noche actividad que EF también organizaba como discoteca o así. Luego nos solíamos ir por ahí hasta la hora de llegar a casa con nuestras respectivas familias (en algunos casos más tarde... jeje).
Bien, como os dije, estaba alojada en una familia de allí de Berlín (la cual vivía en el quinto pino porque de la casa hasta el centro de la ciudad había una maldita hora). Era tipo chalet con un jardín, una gran piscina de plástico, un sitio donde estaban sus animalillos, un sitio para la barbacoa o para comer, el garaje, una cabaña que la usaban de despacho y... ¡ah! En medio del jardín que no falte un váter (?). Me imagino que lo del váter será por si les entran ganas de ir al baño mientras están en la piscina, que es más cómodo tenerlo en el jardín (digo yo, vamos jajaja). 
Yo allí convivía con una italiana con la que dormía en la misma habitación y con una francesa. La italiana y yo éramos como hermanas, sin embargo la francesa nos caía fatal... A medida que pasaban los días, me daba cuenta de que la familia pasaba un poco de nosotras y nosotras dejábamos de estar tiempo en la casa por algunas incomodidades. Así como que para ir y venir necesitábamos dos horas y a veces nos salía más rentable pasar el día en el centro sin pasar por casa porque la actividad de la noche solía empezar a las siete y media/ocho. También, llegaba un momento en el que como la italiana no entendía ni papa de alemán, nos hablaban todo en inglés. Y era como para decirles: "Jodé tíos, ¡que yo aquí he venido a estudiar alemán, no inglés!". Que al principio vale, porque son los primeros días y tal o también algunas palabrillas no pasa nada, pero luego... 
Yo en general, pasaba muy poco tiempo en casa. Más o menos sólo para dormir y poco más. Vamos, que más que una familia parecía eso la pensión La Chelito. Sin hablar de lo desastre de vida que llevaban. La casa estaba bastante desordenada y sucia, hacía siempre un calor achicharrante, había bichos en todas las esquinas, no hacían sus respectivas camas ni tiraban de la bomba... Se les veía que no tenían una vida ordenada vamos. No nos solían preparar el desayuno y yo con ellos sólo he cenado tres o cuatro veces de las tres semanas que he estado. Normalmente solía ser por tres razones: o por lo que os he dicho antes de la distancia de centro/casa o porque una vez que yo llegaba ya habían cenado o porque cuando llegaba a casa sólo tenía cinco minutos para coger el bus y no me daba tiempo a cenar...
¿Y sabéis de regalito que me llevé el último día como despedida? ¡Pues bronca, sí señores! Se notaba mucho que no les gustaban los españoles, y a mí, me tenían una manía de aquí te espero... La mujer de la casa me decía que los españoles éramos un derrochadores de agua y que estábamos todo el día de fiesta. También me decía que no tenía reglas en mi vida y que estaba siempre malgastando el dinero y a ver qué me pensaba, si el mundo era de color rosa o qué... ¡Ah! Y me echó la charla de que a ver porqué siempre que me veía estaba hablando por móvil, que los móviles no son buenos para la salud. Bueno, y más cosas... Creo que hasta me llamó descarada o maleducada sin haberle contestado ni una sola vez. Y digo yo, ¿todo eso no me lo podía haber dicho durante las semanas y no todo el último día que es cuando me voy a ir? En fin... ¡No sé ella quién se cree que es para decirme todo eso, que no es mi madre! De todas formas, ¡me alegro de haber entendido todo eso en alemán! (jajajaja). Sí, la mujer era una amargada de narices. Pero bueno, ya no le voy a volver a ver más en mi vida así que... (o eso espero por lo menos).
Que sí, que igual soy yo la rarita que estoy muy mal acostumbrada... Pero no sé, aquí igual escrito parece todo peor de lo que fue porque yo tampoco lo veía tan grave. Más que nada porque apenas pasaba tiempo en casa así que mucho no me importaba cómo fuese todo. Eso sí, esto no impidió lo bien que me lo pasé, que es lo importante.


Bueno, y esto es todo por hoy. Tengo miiiiiiiiiiiiiiiiiiiil de fotos para enseñar, así que igual os hartáis de ver tantas fotos. Las iré poniendo poco a poco, y para que no sean sólo fotos en cada entrada, os iré contando en cada una de ellas cómo fue mi GRAN viaje a Berlín.
¡Ya tenía ganas de volver a este mundillo! Os he echado mucho de menos... Me tengo que poner al día YA. ¡Ah! ¿Y a que no sabéis qué? En este viaje he conocido mucho el rollo indie entre mis compañeros españoles. ¡Y algunos tenían hasta blog! Ya os los presentaré, son un encanto de gente.
¿Cómo van vuestras vacaciones chicos?

9 comentarios:

Charlotte Matthew dijo...

Me muero por ver las fotos!
:)
Berlin es hermoso, me alegro de que te lo hayas pasado genial

JavierGandara dijo...

Lo de las familias es suerte, pero bueno te lo has pasado bien qe es lo importante

Mumbles dijo...

Carlotaa
¿qué tal guapisima?
ahhh me alegro de que te lo hayas pasado tan bien, bueno... con la familia por lo visto no, pero vaya ajajaja
en fin... los del norte son por lo general muy diferentes de nosotros, mas frios y tal,
pero bueno, por lo que veo no paraste mucho tiempo por la casa ¿no?
tengo muchas ganas de ver las fotos y tal
seguro que ya vuelves hecha una alemana,
para entender toda la bronca que te echó, me imagino que ya tendras buen nivel
un besote

♥ Marley

Ϩtεℓℓα dijo...

bienvenida a casa! jeje :D
me alegra que lo hayas pasado bien por allí, tengo unas ganas de ver las fotos...! ^^
aunque me ha dado pena lo de la bronca, que nos tengan tanta tirria en el extranjero... :(
cuando fui a París, algunos de los españoles que conocimos se quejaron precisamente de eso...

un besote, guapa!
y gracias por seguirme en mi nuevo blog! ;)

miss blog dijo...

Charlotte!!!! Bienvenida a casa :D
Me alegro de que hicieras tan buenas migas con la italiana & con el resto de la gente :3
hija, vaya familia que te ha ido a tocar...y lo de la bronca FLIPANTE ¬¬
En fin, lo que cuenta es que lo pasaras bien! ^^ Estoy deseando ver las fotos y que nos sigas contando detalles de tu vida viajera (;

xoxo

andreea dijo...

Por fin has vuelto Carlotaa! :)
Bueno, la casa como la has descrito por fuera parece bastante bonita, aunque no entiendo lo del vater en medio del jardín jaja algo rarillo. Y bueno, la familia sí, algo rara también, ¿no? Aunque lo importate es que te lo hayas pasado bien, y se ve que sí! Espero ver las fotos prontoo!


Un beso enorme.

C.L dijo...

Berlin~~
de seguro tienes hermosas fotografías!
Y bienvenida... de seguro me tendrás mas seguido por aquí.. me a gustado mucho tu blog.
Besos! Te leo y sigo :D

losaway dijo...

Tengo ganas de ver las fotos!
No conocía tu blog pero me ha gustado mucho, así que ya tienes una seguidora más. Espero que te pases por el nuestro y si te gusta también nos sigas :)
Un besito.

http://losaway.blogspot.com/

g0min0las dijo...

Vaya con la familia que te tocó... Por suerte no pasaste mucho tiempo en casa, :P

Me alegro de que te lo pasaras tan bien y conocieras a tanta gente, que eso es muy bonito, :)